Grabaciones en super 8

Kodak trae de vuelta una cámara super 8 digital

Thu 14 July 2016 | tags: super 8 digital, camaras de video, cine, peliculas, television, produccion, -- (permalink)

Al tiempo que otras marcas de fotografías están ocupadas en anunciar sus últimas y mejores cámaras digitales, Kodak tiene una presentación bastante inusual: se trata de traer de vuelta a la cámara legendaria Super 8 como un producto de película con peculiaridades digitales. La famosa Super ocho tiene ya cincuenta años de edad. Ahora hace una reaparición de los realizadores - apasionados y profesionales, afirman los directivos de kodak. La tendencia es equivalente al renacer del interés en los discos de vinilo como un rencimiento analógico.

Esta nueva cámara es una parte de un esmero más extenso de Kodak para sostener viva la película como un medio. Una serie de grandes películas recientes de Hollywood fueron rodadas en películas Kodak - siendo la mayor de ellas las nuevas Star Wars de dos mil dieciseis y está presta a ser el año en que el negocio de la película de Kodak se transforme en una compañía rentable.

La nueva cámara Kodak Super 8 combina las peculiaridades tradicionales pero con una funcionalidad digital. Hay un visor digital de giro de tres con cinco pulgadas para las tomas de encuadre, mas los disparos se guardan en la película Super ocho de Kodak, cada cartucho de película contiene 15 metros de la película.

En el frente de la cámara hay una lente de seis mm Ricoh fija (o bien, opcionalmente, una meta zoom seis-48mm). Asimismo hay una interfaz de usuario en forma de rueda, incorporando un medidor de luz, detección del cartucho, control de exposición, velocidad manual / ajuste de iris, y la carga de la batería por medio de un adaptador de pared USB.

El proceso está desarrollado para ser lo menos doloroso posible de principio a fin. En el momento en que haya terminado la exposición de la película (a las nueve, doce, dieciocho, veinticuatro o bien veinticinco frames por segundo), lo manda de vuelta a Kodak, que la procesará, la escaneará, y hará nuevamente una como una copia digital como una película de ocho mm que se podrá emplear en los proyectores.

El costo y la disponibilidad no se han concluido o bien anunciado aún, mas el CEO de Kodak Jeff Clarke dice que las primeras unidades deben llegar en el otoño de dos mil dieciseis con un coste desde los 400 a los 750 dependiendo del modelo. El procesamiento y la digitalización de un cartucho de película debería valer cerca de entre 50 y 70 dólares respectivamente.

Kodak no tiene la pretensión de que esta nueva cámara Super ocho sea un contrato de un hecho propiamente dicho y la compañía ha construido una plan de actuación, digamos que es un ecosistema que incluye una serie de cámaras de cine, servicios de desarrollo, herramientas de postproducción, y considerablemente más cosas. Si este ecosistema hace ganar tracción, entonces dos mil dieciseis va a ser el año en que la cámara Super 8 volvió de su largo sopor.